Sawada Tsunayoshi

Ir abajo

Sawada Tsunayoshi

Mensaje  Invitado el Lun Sep 06, 2010 11:01 am

Nombre: Sawada Tsunayoshi

Fecha de cumpleaños: 14 de Octubre

Edad: 14

Sexo: Hombre

Familia: Vongola

Descripción física: Tsuna es un chico castaño, de ojos redondeados oscuros y brillantes. Su cabello tiene una extraña fuerza desde la raíz que lo hace levantarse a pesar de que no lo lleve precisamente corto, que parece venir de herencia genética, desde el primer Vongola, hasta él, pasando por su padre. Tiene una piel anaranjada y tersa, propia de un niño de su edad.

Descripción psicológica/personalidad: Es un estudiante del montón, puede que un poco por debajo de la media incluso. Cobarde, desafortunado e inútil. Cuando conoce a Reborn su carácter comienza a formarse poco a poco, volviéndose protector, severo, pero continua siendo el chico histérico que se niega a relacionarse con las cosas que no le incumben. No deja de tener un gran corazón que lo lleva a acabar metiéndose en todos los líos que quiere evitar y más.

Ejemplo de rol:

E) ¡Que bien estar de vuelta en casa! Reborn los había llevado a un extraño entrenamiento montañés a todos, con la escusa de una excursión Vongola. Los había torturado y apaleado mientras las chicas se bañaban en las aguas termales cerca. ¡Que injusto! Cuando ellos fueron para allá encima les dijo que la hora del agua caliente se había acabado ya y, sin que nadie supiera como, se las había apañado para que las aguas termales estuvieran prácticamente heladas. Y la comida resultó ser Poison Cooking. Que horror… ¡Pero ya estaba en casa! ¡Había regresado a Namimori donde todo era paz y calma, sin ningún tipo de lugar de entrenamiento excesivo, salvo el ring de onii-san, ni agua helada a la hora de bañarse, salvo si a Reborn le daba por enfriarle la de la bañera, ni poison cooking que comer, siempre que no fuera Bianchi quien se ocupara de la cena. Sí, Namimori era genial…
Y el se encontraba vagueando en su casa cuando su madre le dijo que tenía que ir a recoger una cosa que ella había olvidado en la carnicería, que fuese corriendo y que no se preocupase que ya estaba pagado.
Refunfuñando, se levantó y adecentó, saliendo por la puerta perezosamente, sin ganas siquiera de andar.
Volviendo de haber recogido el encargo de la carnicería y contento de no haber encontrado a nadie por el camino, decidió tomar un atajo para evitar que eso fuera así, y se metió por un callejón que debía ser un camino más corto, topándose de frente con alguien que lo hizo caer al suelo.

-¡Décimo! Vine hacía aquí en cuanto supe que estaba de recados! ¡Déjeme ayudarlo por favor!

Ah, Gokudera-kun… No tardó en sentir tirones de pelo por la espalda, volviéndose para ver a Lambo riéndose de el. Y tras el llegaron Ipin, Haru, y Kyoko-chan, persiguiéndole. Escuchó a alguien acercándose como sorprendido de verlos a todos allí reunidos y resultó ser Yamamoto con Onii-san, dando una vuelta de regreso a casa después de haber pasado por sus respectivos clubs. Y poco después, Reborn saltó de los brazos de la recién aparecida Bianchi, a patearlo diciendo que tardaba mucho.
Así era su vida diaria… dia tras dia cosas parecidas…
Notó un tirón más fuerte.

-¡¡Tsuna!!¡Tengo pis!!- gritaba Lambo llorando.
-¡No quiero esta clase de monotonía! – chilló antes de salir corriendo con Lambo en brazos hacía casa, rogando llegar a tiempo.
-Olvidó el encargo…- dijo Bianchi
-Habrá que castigarlo por ello- respondió Reborn sonriendo de medio lado.


B) Sorbió su zumo, mirando la interesante conversación que mantenían Haru y Reborn, sin preocuparse de quien pudiera oírles, en la terraza de una cafetería.

-Entonces, Haru ¿de verdad crees que estás preparada para ser la madre del sucesor de la sangre Vongola? –decía Reborn.
-Pu-pues… -se llevaba las manos a las mejillas sonrojadas- ¡S-SÍ! ¡Haru será una gran esposa para Tsuna-san y una gran madre para sus hijos!
-Eso suena bien. Los nombres de los descendientes en Japón del primero siguen un orden un poco extraño. Siendo que desde entonces los nombres han sido “Ieyasu- Yoshimune- Yoshinabu- Ietsuna- Iemitsu- Tsunayoshi”
-Hahi… eso suena complicado…- se quedó pensando, hasta que pareció encendérsele la bombilla- ¿¡Que tal Mitsuyoshi, pues?!
-Eres bastante buena con esto, Haru – le respondió el bebé- ¿Y si fuera niña?
-Ah… pues… -comenzó a intentar hacer combinaciones con los nombres pero ninguno parecía de chica- Que mal…
-Tranquila –dijo Reborn cogiendo la hoja y troceándola para dejar que se la llevara el aire- No ha habido ningún descendiente mujer en Japón así que era una pregunta trampa. Tienes vía libre para usar el nombre que quieras, aunque tal vez uno italiano sea mejor.
-Pu… pues… ¿que tal Daniela?
Reborn la miró largamente:
-Haru, ¿Has visto alguna vez el árbol generacional Vongola?
-Pues no, ¿por?
-Puede que tengas un sexto sentido para esto, pues… Daniela no puede ser, ya está cogido.
-¿¡Hahi?! He metido la pata de nuevo…

Tsuna agarró a Reborn para acercarlo a él- Oye! –susurró- Dejad esas cosas! No quiero que decidáis el nombre de mis hijos, y menos aun con… con Haru…-confesó. ¿Tanto le costaba entender a Reborn que el amaba a Kyoko?

-¡Hahi! ¿Y si son gemelos? ¿O si simplemente acaban siendo dos? Se aplicaría algún tipo de regla también. ¿O no?
-Sería mejor que eso no ocurriera- respondió Reborn serio volviendo con ella- Cuando son dos hermanos, siempre acaba habiendo incidentes por quien es el sucesor y las cosas acaban mal para la familia.
-Hahi, pues que mal…

Tsuna se puso de pie sin más, dando un golpe a la mesa.

-¡Ba-basta ya! ¡Es mi vida y vosotros no decidís que hago con ella! ¡No quiero ser el jefe de la mafia, no quiero saber ya que nombres tendrán mis hijos y no quiero…!! ¡No quiero a Haru…!

Un silencio enormemente tenso se hizo en el lugar hasta que Haru-san acabó perdiendo la sonrisa, bajando la cabeza pesadamente, comenzando a llorar y se levantó, diciendo que había recordado que debía hacer algo.

-Ah… ¡Haru!

Reborn se giró hacía el y Tsuna se cubrió pensando que lo golpearía.

-De verdad eres un completo inútil. Acabas de romperle el corazón a una chica que te amaba por encima de todo, que estaba dispuesta a entrar a la mafia por ti y correr el riesgo que fuera tener a tu hijo.

Tsuna tragó saliva. Reborn seguía tan inexpresivo como siempre, pero de alguna manera podía ver algo de decepción en el.

-¡A-aun así! ¡Yo quiero a Kyoko-chan…!
-¡Muere Reborn!

El grito de Lambo los hizo girarse. ¿¡Que hacía allí con ese cañón enorme?!
Reborn lo golpeó sin inmutarse, lanzándolo lejos, haciendo que Lambo comenzase a llorar.

-¡Pero que haces…! ¡Ahora…!
-Tengo… que… permanecer… calmado… ¡¡No puedo!! – comenzó a gritar y llorar, sacando el Bazooka de los diez años y saltando dentro de el, disparándolo.
-¡Ostras, no!

Cuando el humo se dispersó, pudieron ver como Lambo adulto aparecía, con un sonajero en cada mano, mirando desconcertado el lugar donde se encontraba.

-Joven Vongola, ¿Qué hago aquí? Yo estaba cuidando de Mitsuyoshi y Danniela…
-Oh – Reborn sonrió- un desenlace inesperado.
-¡¡EH!!¡Espera! ¿¡Que se supone que debo entender de esto?! ¡¡REBORN!!

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Sawada Tsunayoshi

Mensaje  Gokudera Hayato el Lun Sep 06, 2010 2:00 pm

Ficha aceptada~
avatar
Gokudera Hayato
Admin

Mensajes : 27
Fecha de inscripción : 20/07/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.