Pereza y Avaricia

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ir abajo

Re: Pereza y Avaricia

Mensaje  Invitado el Mar Ago 17, 2010 2:41 pm

Se sobó la mejilla después de que se la mordiese, no había dolido y para su asombro tampoco le había molestó que lo hiciese, iba a replicar algo, pero se había vuelto a tumbar dandole la espalda por lo que tuvo que quedarse en silencio.
Ahora que estaba en total silencio pudó escuchar los latidos de su propio corazón, iba bastante rápido, como si hubiese estado corriendo durante un largo tiempo, pero se sentía diferente, era como si se le encojiese.

Hizo una mueca de desagrado y movió la cabeza quedando aun más despeinado, con varios cabellos rebeldes que se le colaron por el rostro. Aun con la mueca en su rostro, apoyo la cabeza el la espalda ajena, acurrucandose y abrazandose a si mismo más, dispuesto a quedarse dormido de una vez por todas.
Cerró los ojos y bostezó, sin darse cuenta que de nuevo el sueño volvía a invadirle.

- Hmm... - murmuró cayendo por completo en los brazos del sueño. Estaba tan agusto con la cabeza apoyada en la espalda y el calor que desprendía se le hacía bastante agradable, que dejo de abrazarse a si mismo, y apoyo las manos en esta, buscando incoscientemente más contacto con la calidez que desprendia el cuerpo ajeno.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Pereza y Avaricia

Mensaje  Invitado el Mar Ago 17, 2010 3:04 pm

Asquerosamente tierno, sí, asquerosamente tierno pero agradable, notaba ahora la respiración ajena en su espalda, y sus manos calientes. Aunque estuvieran en pleno verano en Italia era un calor apetecible que no le molestaba. Ya estaba más relajado y se imaginó que el ojiceleste estaba ya dormido... así que se giró poco a poco, sin intención de molestarle, ahora estaba en frente suyo. Sonrió y le abrazó pasando sus brazos por la cintura de este incluso acurrucandolo ¿Que demonios le pasaba? Quizás era que llevaba demasiado tiempo sin asesinar a nadie y se estaba volviendo un blando, no quería ser así.

-Buenas noches~..- murmuró acomodándose, bajó sus párpados y se dispuso a dormir. Seguramente cuando estuvieran con los otros Varias, Mammon se comportaría como si no hubiese pasado nada, y quizás mañana se alarmaba y lo echaba de la cama, así que mejor aprovechar el momento con él ya que no eran muchos...el príncipe murmuro algo que no se entendió y que solo él sabía lo que había dicho.

Abrazó con más fuerza a Mammon, pegándolo a más no poder a su cuerpo y defintiviamente, se empezó a quedar dormido.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Pereza y Avaricia

Mensaje  Invitado el Mar Ago 17, 2010 3:14 pm

Sintió que era abrazado y pegado al otro, pero estaba tan dormido y se sentía tan asquerosamente bien que continuo dormido, acurrucando entre los brazos del muchacho.

Ya por la mañana, cuando el sol entraba por la ventana de la lujosa habitación, el arcobaleno abrió los ojos, de forma pesada, aun con ganas de continuar dormido. Bostezó, estirandose un poco, ahí fue cuando se percató que estaba atrapado por los brazos ajenos; frunció el ceño molestó por ese hecho, quería decir que se había pasado toda la noche abrazandos los dos y dormidos molestamente juntos.
Sin entenderlo se sonrojo al imaginar la escena vista desde tercera persona, los dos dormidos juntos y así, bufó bajito e intento separarse de él, pero lo tenía bien agarrando y añadiendo que tenía poca fuerza física le iba a ser imposible escapar de aquella forma.

Se quedó quieto durante unos segundos, mientras pensaba como hacer para despertarle, entonces recordó que la noche anterior el rubio le mordió en la mejilla; una sonrisa perversa y con cierto deje fugaz de picardía se dibujo en sus labios.
Apoyando las manos en su pecho se incorporó un poco y posó los labios en el cuello ajeno, donde primero lamió una pequeña zona para luego moderle no muy fuerte, pero lo suficiente como para que despertase, con suerte y todo, volvería a ponerse nervioso y tendría algo por lo que reir aquella mañana.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Pereza y Avaricia

Mensaje  Invitado el Mar Ago 17, 2010 3:39 pm

Para la mala suerte o buena suerte de Mammon, el príncipe era de despertar fácil y no tardó en abrir los ojos a causa del mordisco. Se sonrojó pero no se alarmó como la noche anterior, más bien, se pensó que estaba en un sueño-Buenos días...- se deshizo del abrazo, pero tomó la barbilla del otro con algo de brusquedad y le besó, así sin más...¿Por qué importarle si era solo un sueño?
Mordisqueaba los labios ajenos y los lamía, le soltó de la barbilla y volvió a abrazarle por la cintura, acercándolo a la suya con descaro. Rompió el beso y se quedó mirándolo fijamente.-Estás muy apetecible.- veía al mayor todo despeinado y estaba adorable.

Volvió a lamerle los labios, tentado de besarle otra vez, su mano que acostumbraba a tener cuchillos en ella ahora se encontraba acariciando el pelo del arcobaleno. Sería un bonito sueño, sin duda, y lo disfrutaría mucho. También se encontraba despeinado, y se le podía ver un ojo azul turquesa intenso, pero ni se daba cuenta de eso y tampoco le importaba demasiado, estaba demasiado enfrascado mirando a Mammon y pensando en él.-Ushishishishi...- le besó en la mejilla para después lamerla lentamente.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Pereza y Avaricia

Mensaje  Invitado el Mar Ago 17, 2010 3:55 pm

No le dio mucho tiempo de reaccionar y alejarse, cuando se vio atrapado por los labios del menor, en un beso bruscó del cual se quiso soltar, pero que en cambio, correspondió con la torpeza que caracterizaba a alguien que nunca antes en su vida había dado un beso de aquel calibre.
Jadeo dentro del beso, en busca de aire, notando como el rubio le atrapaba, quedando aun más cerca, por no decir que estaba pegados el uno al otro.

- Belphegor, quieto... - murmuró forcejeando a pesar de que le intimamente le apetecía sentir aquellos, sentir como las manos ajenas jugaban con su cabello despeinado después de haber estado durmiendo toda la noche de un tiron. - ¿Qué crees que estas haciendo?- su voz estaba un poco ronca, normal después de haber despertado y sonaba algo molesto, pero no tanto como podría esperarse del mayor.
Dejo de forcejear y se quedó mirando el ojo azul del otro, en pocas ocasiones había podido verlos y menos aun de tan cerca, posiblemente era la primera vez que lo veía tan cerca sin que lo tapase rápidamente

Las mejillas del ilusionista se tiñieron de rojo intenso después de que le besase en estas y lamiese de forma tan lenta, que provoco que un escalofrio corriese su espalda de abajo hacía arriba.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Pereza y Avaricia

Mensaje  Invitado el Mar Ago 17, 2010 4:26 pm

No iba a parar por mucho que el otro se lo pidiese, no sabía controlar sus instintos cuando tenía ganas de algo lo hacía, y punto y final, también se usaba esta ley con los instintos asesinos de Belphegor, cuando quería matar, mataba, así de sencillo. Y ahora que tenía al arcobaleno así tan cerca, en la cama y en ropa interior... sería una estupidez no aprovechar el momento, y aparte, sabía que nadie iba a entrar a estas horas de la mañana.-Eres de mi propiedad ¿Sabes?- le murmuró, rozando sus labios con los suyos propios cuando hablaba.

Le alegró que el mayor hubiese dejado de moverse ¿Eso significaba que le gustaba lo que le hacía? Se imaginaría que sería una afirmación la respuesta. Las manos del príncipe, se atrevieron a tocarle el torso, por debajo de la camiseta, acariciando su piel con los dedos suavemente. Sus movimientos eran lentos, también era la primera vez que tocaba al arcobaleno así y de cierta manera la excitaba ese pensamiento.-¿Te gusta?- después de esa pregunta, volvió a besarle con clara lujuria. Ya no podía más... sentía que había estado aguantando hacer eso durante mucho tiempo, y se le venía encima todo ahora.


Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Pereza y Avaricia

Mensaje  Invitado el Mar Ago 17, 2010 4:44 pm

Debía ir haciendose a la idea de que no pararía y que haría con él lo que le viniese en gana, la idea de crear una ilusión se le cruzó por la mente en un momento fugaz, pero su lado irracional la desecho rápidamente, aquellas atenciones a pesar de ser bruscas se sentían bien, demasiado para el gusto del arcobaleno, quien tenía experiencia nula en situaciones como aquellas.

Cuando el otro susurró cerca de sus labios de forma incosciente se relamió tímidamente con expresión de enojo.

- Yo no soy propiedad de nadie... - apenas logro contestar cuando notó las manos ajenas explorar por debajo de su camisa, el rocé era suave, si no lo viese, no lo creeria, que Belphegor era quien estaba acariciandole de aquella forma, toda su piel se erizo de forma que dejo escapar un suave jadeo placentero que fue acallado por el lujurioso beso, el cual correspondio gustoso; también necesitaba soltar lo que estaba sintiendo de alguna forma y la novedad de la situación le tenía algo desorientado.

Un calor inexplicable comenzaba a hacerse patente en su cuerpo, un calor que le hacía querrer estar más pegado al rubio, por lo que paso los brazos por sus hombros, sin romper el beso. Apoyó las manos detrás de la cabeza de Bel, jugando con sus cabellos tal como hizo él.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Pereza y Avaricia

Mensaje  Invitado el Mar Ago 17, 2010 5:19 pm

Su respiración se había acelerado al igual que su corazón, notaba el calor aumentando en consideración, estaba ansioso, muy ansioso por recorrer cada poro del cuerpo ajeno, tocarle todo y conocer todo de él, y por supuesto dejarle una marca. Aunque dijera que no era suyo, le daba igual, para el príncipe si que lo era... más bien siempre lo ha sido y lo va a ser. Teniendo cuidado de no separarse de ese beso se puso encima de él también teniendo cuidado de no dejar todo su peso encima de él. Su rodilla estaba entre las piernas del arcobaleno, haciendo presión en la zona... incitándole.

-Pues...te haré mio.- le susurraba separándose de sus labios.-Siempre he querido hacerte mio.- lamió sus labios, y con el gusto en el paladar de la boca del otro empezó a bajar y a besarle todo el cuello, le regalaba lamidas pronunciadas y ansiosas. También, le dejó un chupetón muy, muy rojo y vistoso en el cuello. Las manos del príncipe levantaban la camiseta del chico dejando mostrar la pálida piel del otro y acariciaban todo cuanto podían, como si se fuese a desvanecer ese cuerpo debajo suyo.

La rodilla del rubio, se frotaba contra la entrepierna del mayor... el príncipe de verdad quería que Mammon disfrutara con todos sus gestos, quería hasta escucharlo de su propia boca.-¿Es la primera vez que te hacen todo esto?- después de la pregunta, siguió mordisqueando el cuello del mayor, con suavidad y después de cada mordisco le besaba.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Pereza y Avaricia

Mensaje  Invitado el Mar Ago 17, 2010 5:39 pm

Colaboro cuando el rubio cambio la posición, quedando sobre él, notaba su peso encima, pero no le desagrado, pues se mantenía distraido dentro de aquel lujurioso beso, dentro del cual no pudo evitar jadear levemente. Notó la rodilla ajena en esa zona tan delicada y que empeza a despertar, que no pudo hacer otra cosa que moderse el labio una vez que el beso quedó roto.

Le oyó decir que siempre había querido hacerle aquello, y un sentimiento extraño se coló en su pecho, entre sorpresa y vergüenza por la declaración en aquella situación tan comprometida, al menos el arcobaleno la venía de ese modo. Su pecho subía y bajaba con rápidez devido a que la respiración se le acelebraba por momentos.
No estaba muy seguro de poder seguir pensando con claridad si aquella clase de atenciones continuaba, lo peor de todo y por lo que más se sentía molesto consigo mismo era que no deseaba que parase.
Las manos de Belphegor era cálidas pero algo asperás en contaste con su piel, la cual era suave y tremendamente blanca a causa de que el sol nunca le había dado.

Su entrepierna despertaba poco a poco a causa del movimiento de la rodilla del rubio y era molestó.

- S-sí, es la primera vez que hago esto... - apenas acertó a decir en un murmuro donde se mezclaron un jadeo y un gemido suave que se alzó más al sentir las nuevas mordidas en el cuello.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Pereza y Avaricia

Mensaje  Invitado el Mar Ago 17, 2010 6:23 pm

Dejó de acariciarle el torso para ocupar sus manos con el cinturón blanco que se había olvidado quitárselo para dormir y ahora le presionaba la excitación que ya tenía desde hace un rato. Arrojó el cinturón a cualquier lado y como si hubiera echado de menos los labios ajenos se abalanzó sobre ellos, literalmente devorándolos apasionadamente. No quiso separarse de él, pero lo tuvo que hacer ya que el deseo de ver el cuerpo del mayor creció, le quitó la camiseta dejandole de cintura para arriba desnudo. Sus manos no tardaron mucho en ocuparse de los pequeños y rosados pezones del otro, los masajeaba y apretaba y hacía círculos con ellos.

-Ushishishi...- volvía a besarle ansioso y terriblemente excitado.-Mira como estoy.- susurraba, dejando de masajearle uno de los pezones para tomar una mano de Mammon y llevarla a su propia entrepierna.-Culpa tuya.- sonrió y le besó en la mejilla para después volver a mordersela con fuerza.

Dejó la mano del mayor, y se sentó encima de la cama, lo agarró de un brazo y se lo subió encima apropiándoselo en las piernas.-Y ahora...-su mano diestra acarició por encima del boxer la entrepierna del menor y no tardó ni un minuto en introducirse bajo la tela, y agarrar firmemente el músculo palpitante.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Pereza y Avaricia

Mensaje  Invitado el Mar Ago 17, 2010 6:41 pm

Le besaba desesperado, no reconocía aquellas ansias que sentía por besar los labios del menor, el cual por momentos le hacía excitarse aun más.
Observó de reojo como se desprendía de su cinturon y como era de esperar, vio el creciente bulto que había en los pantalones ajenos, provocando que sus mejillas se tiñiesen aun más de rojo si es que era humanamente posible que eso ocurriese. Sin darse cuenta se vio desprendido de la camiseta con la que hubo dormido toda la noche, otro escalofrio recorrió todo su cuerpo y un gemido incontrolado escapo de sus labios, los cuales estaban sonrojados de los ansiosos besos que se habían dado..

La manera en la que jugaba con sus pezones era lujuriosamente adictiva, los jadeos se descontrolaban un poco, y los dejaba escapar sin vergüenza alguna, su pecho subía y bajaba de forma pesada, le costaba respirar.
Con el nuevo beso escucho la risa y la frase del rubio, y dejo que llevase su mano hasta la entrepierna ajena; cuando dijo que era culpa suya apretó levemente sin poder evitar sonreir con picardía, le hizo gracia saber lo cuanto se excitaba el menor con solo tocarle, cosa que simplemente ayudo a subirle el ego.

Gruño cuando le mordió la mejilla, pero no le dio tiempo a mucho más, pues se vio arrastrado a una nueva posición donde estaba posicionado sobre las caderas de menor.

- Nng.. - gimió suavemente cuando metio la mano dentro de su la ropa interior y agarró su entrepierna con tanta firmeza, provocando que tuviese que entrecerrar un poco los ojos, y dejarse los labios entreabiertos, con una expresión a la cual solo le fataba un cartelito que pusiese 'listo para violar'.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Pereza y Avaricia

Mensaje  Invitado el Mar Ago 17, 2010 7:15 pm

Reía con suavidad, antes de empezar a masturbarle apoyó la barbilla en la cabeza de este, acomodándose bien y empezando a mover la mano y a dar placer a la hombría del mayor endurecida, sus movimientos eran lentos, muy lentos... quería hacer desesperar al otro, que llegara al punto en que le pedía más. Dejó de apoyarse en la cabeza del otro y volvió a besarle, echaba demasiado de menos los labios ajenos para estar tanto tiempo sin besarlos.

Poco a poco los movimientos de la masturbación se hacían más rápidos, pero justo cuando parecía que iba a seguir un ritmo sin cambios volvía al principio... apretaba el glande y el orificio que había en la punta.-Ushishishishi...- reía después de besar al arcobaleno, repartía besos sobre su mejilla, y aprovechó para mordisquear su oreja.-Estás horriblemente excitado...-

Jamás se había imaginado tener al mayor encima, con ese rostro de pasividad y de inexperiencia... realmente tenía morbo la situación. Y pensar que de esa boca solían salir más borderías que palabras agradables... tenía el honor de verlo así y ojala fuese la única persona que lo viese así.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Pereza y Avaricia

Mensaje  Invitado el Mar Ago 17, 2010 7:28 pm

Le parecía tan cruel lo que estaba haciendole que le encantaba, debía de admitir que le gustaba aquella lentitud con la que le torturaba, a cada movimiento de la mano un suspiro nuevo salia de sus labios y morian en los labios ajenos, los cuales también besaba con cierta desesperación; desesperación que se hizo mayor cuando vio que el ritmo que llevaba volvia a hacerse lento, por lo que gruño disgustado ladeando la cabeza hacía un lado de forma que dejaba mayor espacio al menor para que besase y mordiese todo lo que quisiera, sin pensar en las horribles marcas que de seguro se le quedarían en la piel y que tardarían en desaparecer.

- Be-belphegor, m-más - gimió cerrando los ojos con la cabeza ladeada, no pudo resistirse a pedir más, un cosquilleo en el bajo vientre se lo suplicaba, y como su lado racional había desaparecido, no le importaba suplicar por más tortura como aquella. Comenzó a mover las caderas de forma inconsciente de forma que crear una fricción en la entrepierna del menor que se encontraba bajo él, una fricción lenta y tortuosa también, pero con un deje desesperado ya que buscaba un mayor contacto.

Volviendo a abrir un poco los ojos, apoyo sus manos en el pecho ajeno, arañandole sobre la ropa que aun llevaba puesta, cosa que le parecio injusta, es por ello, que en un arranque de querrer hacer algo por el otro, le quitó la camiseta, dejando su torso bien formado, en comparación del suyo, al aire; pasó las manos por este, sin privarse de acariciar ninguna zona.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Pereza y Avaricia

Mensaje  Invitado el Mar Ago 17, 2010 9:51 pm

Se relamió los labios al escuchar la suplica del otro, sin duda si Mammon estuviera en sus ''cabales'' nunca diría algo como eso.-Y este es el gran arcobaleno Mammon.- le murmuraba aumentando la velocidad de sus caricias. También el príncipe empezaba a gemir gracias al roce que provocaba el arcobaleno en su entrepierna, tenía tantas ganas de quitarse esa molesta prenda ya... por favor, aunque esperaría mucho más, por lo menos hasta que consiguiese venirse el mayor.

De repente notó como le arrancaba la camiseta y eso no hizo más que excitarle en sobremanera, ni siquiera se acordaba de que llevaba puesta la camiseta. Las manos del mayor fueron bienvenidas en su piel que parecía estar ardiendo.-Venga va, córrete.- le murmuró en el oído al chico, aumentando e intensificando los masajes como le era posible, escucharlo gemir era una delicia... por un momento, por su imagen pasaron escenas sadomasoquistas y sangrientas pero no podía permitir jugar así con el cuerpo tan nulamente experimentado de Mammon, lo mataría y quizás lo dejaba traumado.

Sus labios buscaron los del ilusionista con lujuria, tenía tantas ganas de escuchar el orgasmo y después de eso, hacerlo suyo y escucharle jadear como nunca... sería interesante.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Pereza y Avaricia

Mensaje  Invitado el Mar Ago 17, 2010 10:21 pm

El cosquilleo aumentaba por momento en su bajo vientre, era una sensación delirantemente placentera, la cual no quería que acabase nunca, pero era consciente de que terminaría pronto si aquello continuaba así, y aumentando el ritmo de aquella forma el final estaba cerca.
Sentía como el aire le faltaba en los pulmones para seguir gimiendo, y dejaba que su cuerpo actuase él solo, moviendo la cadera más rápido, al mismo ritmo que la mano del muchacho. Acariciaba y arañaba su pecho, sin cuidado alguno ya que esa era su forma de devolvere las marcas que le había dejado en el cuello, estaba al borde del extasis, pero no idiota, obviamente no quería ser el único que iba a salir marcado de aquello.

Apenas al oir como le pedía que se corriese, aumentando los masajes en su miembro, tuvo que agachar la cabeza apoyando la frente en su hombro. Sentía como le temblaba el cuerpo de la misma exitación. Cogio aire un par de veces antes de terminar corriendose en la mano del rubio.

- B-belphegor!... - fue lo que gimió en su oido en un tono sensual, casi provocativo al acabar su mano, cayendo casi exsausto sobre el cuerpo del menor, se notaba pesado y cansado, haciendole sentir un poco inútil.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Pereza y Avaricia

Mensaje  Invitado el Mar Ago 17, 2010 10:45 pm

Los arañazos que Mammon le dejaba no hacía otra cosa que excitarle, le gustaban los juegos de dolor aunque fuesen tan inofensivos como los arañazos, y esas heridas que le estaba haciendo el arcobaleno se unirían a su colección de cicatrices que casi todo Varia presumía en el cuerpo. No pudo evitar formar una sonrisa al sentir sus manos húmedas y pegajosas por el ojiazul, instintivamente puso esa mano en frente del arcobaleno durante unos segundos para que viera lo que había hecho y después se lamió la mano hasta no dejar restos.-¿Sabes que todo no ha acabado aquí verdad?- le miró con picardía.

Ya no podía más con su miembro, los pantalones le presionaban demasiado así que decidió dejar al mayor a un lado de la cama y quitarse los pantalones y después los boxers, quedando completamente desnudo a los ojos del ilusionista.-Ushishishi...¿Me harías un favor?- se tumbó a su lado mirándole fijamente y posando una mano en su cabello, volviéndolo a acariciarlo.-Si haces lo que te pido, luego te vas a sentir muy bien, de verdad.- hablaba con un tono perverso y volviendo a acercarse a él y lamiendole la mejilla lascivamente.


Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Pereza y Avaricia

Mensaje  Invitado el Mar Ago 17, 2010 11:15 pm

Observó atento como lamía su semilla; '¿Acaso no sabe mal?' se preguntó el arcobaleno sin quitarle el ojo de encima. Tumbado iba recuperandose poco a poco de todo lo que había pasado. Vio como el menor se quedaba completamente desnudo frente a él sin vergüenza alguna, acto que hizo que las mejillas del mayor se tiñiesen de rojo de nuevo.

Miró a otro lado, mordiendose el labio inferior, a decir verdad, era la primera vez que veia a alguien que no fuese él mismo desnudo frente a él, así que era normal que sintiese algo de vergüenza al verle así. Lamió un poco sus labios y fijo la mirada en el rubio cuando este volvió a acariciar su cabello.

- ¿Qué clase de favor quieres que te haga? - preguntó desconfiado, pues más o menos, aunque aquella era la primera vez que prácticaba sexo, se calculaba por donde iba a ir los tiros de la petición del más joven.
Dejo que le lamiese la mejilla de aquella forma, sabía solo estaba provocandole de nuevo, eso y que quería desfogarse, por lo que se dejaría hacer.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Pereza y Avaricia

Mensaje  Invitado el Miér Ago 18, 2010 12:08 am

-Ushishishi...¿No lo adivinas?- miraba el cuerpo del otro, relamiéndose inconscientemente... aún tenía el sabor del fluido de Mammon en la boca, no tuvo mejor idea que agarrar a Mammon de la cabeza y atraerlo hacía él, besandole con mayor brusquedad que las otras veces, le agarraba por las mejillas... no quería permitirse estar poco tiempo con él. Pasaron unos segundos y por necesidad de oxigeno el príncipe se separó. Aunque no dejó mucho tiempo a que el otro se recuperase, lo había arrastrado hasta dejarlo encima suyo esta vez estando el príncipe debajo.

Volvió a agarrarle de la cabeza provocando de nuevo que se juntaran sus besos y alzó la cadera, queriendo notar la entrepierna del otro y volver a endurecerla como había hecho antes... no quería disfrutar solo. Gemía en la boca del otro con exageración pretendiendo ganar su atención y una nueva excitación... al príncipe también le gustaba ser mimado y le resultaba más placentera la idea cuando se trataba del ilusionista. Sus manos arrebataron la ropa inferior que le quedaba a Mammon, dejándolo también completamente desnudo, ahora estaban iguales y el rubio sin saber bien porque, se alegró de ello.-Con el cuerpo que tienes voy a venir a visitarte más veces.- le susurró cortando el beso de golpe y algo bruscamente. Le gustaba soltar cosas tan directas y ver la reacción del mayor y sus mejillas ahora eternamente sonrojadas. Y... de nuevo tuvo curiosidad por ver una reacción suya, le agarró fuertemente con ambas manos las nalgas.-¿De verdad que soy el primero en tocarte así?- le subía el ego en cierto mod saber eso.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Pereza y Avaricia

Mensaje  Invitado el Miér Ago 18, 2010 12:30 am

Sí, sí que lo adivinaba, pero igualmente pregunto, pateandose mentalmente por haber sonado tan ingenuo seguramente, sus pensamientos se vieron interrumpidos por los nuevos besos que el menor le proporcionaba, los cuales apenas le dejaban aire para respirar, para su suerte fue acostumbrandose a aquel ritmo frenetico de los besos. Sin apenas ser plenamente consciente de ello se vio sobre el rubio, el cual le besaba sin control alguno.

Logro separarse de aquellos besos a duras penas, cuando escucho como el otro elogiaba su cuerpo y le anunciaba que vendría en más ocasiones; en ese momento no supo si alegrarse o molestarse por ese echo, ya lo pensaría más detenidamente cuando todo acabase.
Por el momento le sonrió con picardía, dejando que algunos cabellos rebeldes se colasen por su pálido rostro, dandole cierto aire despreocupado, casi provocativo. Pero la sonrisa desaparecio unos instantes al notar las manos ajenas en su trasero, el cual era apretado con fuerza y firmeza.

- Sí, eres el primero en tocarme de este modo. - susurró con cierta sensualidad, inclinandose sobre su pecho, provocando de esta manera que el excitado miembro de Bel y el del ilusionista que comenzaba a despertar de nuevo, chocasen. - Imagino que es lo que quieres... - se quedó en silencio unos segundos, mirandole fijamente con la sonrisa picara en los labios. -... y si lo quieres ya puedes empezar a decirmelo o no lo hare.-

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Pereza y Avaricia

Mensaje  Invitado el Miér Ago 18, 2010 1:36 pm

Odiaba que le hiciesen esperar, y aún más si tenía un calentón encima como el que llevaba, su piel ardía junto a la del mayor.-Ushishishi...- soltó las nalgas del mayor para ahora acariciarle la espalda con la punta de las uñas, amenazando con apretar y hacerle daño cuando al príncipe se le antojase, que eso podría ser en cualquier momento inesperado.-¿Hace falta decirlo?- y empezó a arañar en la espalda al ilusionista, dejando marcas rojas en la piel de este.

Suspiró, no le gustaban esos jueguecitos...pero no iba a ser menos que el mayor, dentro de lo que cabe le acababa de retar.-Podrías usar tu boca para ayudar un poco a esto ¿no? ushishi...- volvió a alzar la cadera provocando otro roce placentero... ¿Que hora sería? había perdido la noción del tiempo, y hasta se había dado cuenta que no era un sueño, todo era demasiado real para que lo fuese y esas excitaciones no aparecían en los sueños, de eso estaba seguro.-Ushishi.. con tus veinticinco años y soy tu primera vez.- le susurró burlón, aunque sabiendo como era el ilusionista tampoco le tenía que extrañar tanto, incluso aún estaba algo sorprendido de que el arcobaleno le hubiera dejado hacer todo lo que a hecho hasta el momento, era anormal.

Las manos del príncipe viajaban desde la nuca del chico hasta las nalgas, recorriendo toda su espalda sin cansarse de ello... estaría bien marcado aunque no se le vería tampoco nada al llevar tal cantidad de ropa. Con algo de descaro, le tomó del mentón y atrajo hacía él la mejilla izquierda del ilusionista, mordiendo dicha parte y luego succionando fuertemente dejando una marca mucho más rojiza y marcada que las marcas del cuello.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Pereza y Avaricia

Mensaje  Invitado el Miér Ago 18, 2010 2:22 pm

Los arañazos no le provocaban tanto dolor como si se tratase de una situación normal, porque obviamente para el mayor aquella situación era anormal desde que comenzó hasta que fuese a acabar iba a serlo. Dejo escapar un suspiró de placer al sentir como las uñas de Bel se clavaban en su piel, marcandole seguramente. Esa faceta de si mismo no la había conocido, no sabía que le gustase tanto que le hiciesen un poco de daño mientras lo hacía; 'Soy un depravado' pensó mientras oia decir al más joven lo que tenía que hacer; '¿Quiere que use la boca? Tsk, esta bien'; el mismo se respondía a las preguntas, sintiendose un poco loco por ese hecho.

Tras recibir aquella succión en la mejilla que seguro le dejaría marca se separó lo suficiente del cuerpo ajeno como para bajar hasta su palpitante entrepierna. No estaba muy seguro de como debía o no hacerlo, pero no le importó, si le hacía daño que se fastidiase. Agarró el miembro con ambas manos, masajeandoló lentamente en un vaivén tortuoso, hasta que se decidió a inclinar un poco la cabeza, comenzando a dar largo lametazos a la punta de esta. Paró un segundo relamiendose, tragando de esa forma el líquido que comenzaba a salir de su miembro. Tenía un sabor ácido, pero para su sorpresa, de nuevo, no le desagrado, por lo que volvió a inclinarse, ya metiendose el duro músculo en la boca.
Se ayudaba con las manos y la lengua, masajeandolo de forma lenta para después hacer el ritmo más rápido y cuando pensaba que iba a ser aun más rápido, volvia al tortuoso ritmo lento.

Mientras lo hacía, no pudo evitar observar atento las reacciones que provocaba en el rubio, pensando si le estaba gustaba o lo estaba haciendo bien o mal.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Pereza y Avaricia

Mensaje  Invitado el Miér Ago 18, 2010 3:26 pm

Se incorporó para poder observar como el arcobaleno le hacía ese ''favor especial'', era la primera vez que lo hacía y sería una vista más que interesante y morbosa. Reía para sus adentros, por un momento tuvo la impresión que el mayor no lo iba a hacer, ya que para ser su primera experiencia lo más normal es que le diera vergüenza hacer algo como eso, le habría hecho mucha gracia ver el rostro sonrojado del otro negándole su pedido, o mejor dicho la orden de un príncipe.

Gemía, se mordía los labios intentando ocultar los gemidos tan deshonrosos para el rubio, pero muchos se le escapaban de la boca dándole un aspecto mucho más inofensivo y pasivo al príncipe... en esa situación para nada parecía Prince the Ripper ¿Quien diría que ese muchacho era un asesino que disfrutaba manchándose de sangre ajena? Sus mejillas estaban sonrojadas y miraba fijamente a Mammon quien parecía estar vengándose por el juego de antes. Su cálida lengua le hacía sentirse en el cielo, esa excitación se parecía muchísimo a cuando mataba a alguien, oh no, bueno, eran casos muy diferentes.

La mano diestra del príncipe se posó sobre la cabeza del arcobaleno, revolviendole el pelo y haciendo un poco de presión para que fuera más rápido.-Húmedecela bien ¿Si?- y pillandole desprevenido un jadeo salió de su boca, exagerado... el príncipe se preguntaba si había alguien escuchando todo esto, después de todo las habitaciones de la élite estaban bastante pegadas. Nadie entraría a decir nada, eso lo tenía claro el príncipe.

Pasó la lengua por sus labios, la postura y la visión de Mammon haciéndole esa felación era irresistible, tenía ganas ya de poseerlo, muchísimas ganas. Belphegor lamió los dedos de su mano zurda, dejándolos bien húmedos e incorporándose un poco más introdujo la punta del dedo índice en la entrada del mayor.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Pereza y Avaricia

Mensaje  Invitado el Miér Ago 18, 2010 4:01 pm

Oir los sonidos que provocaba en el menor hacía que hiciese su 'trabajito' con algo más de esmero, sonriendo interiormente con malicia al ver como le estaba devolviendo la tortura que le había echo pasar hacía rato, le continuaba observando con detenimiento, pues no quería perderse ninguna de las reacciones del rubio; 'Creo que hasta podría acostumbrarme a hacer esto gratis'; pensó cerrando los ojos unos segundos para poder recuperar algo de aire, haciendo aquello le costaba un poco respirar, pues no sabía exactamente como llevar la respiración.
Se separo unos escasos segundos a coger aire y continuo. Al notar la mano ajena sobre su cabeza que le presionaba para que fuese algo más rápido, obedeció con gustó; no entendía muy bien porque mientras hacía eso, mezclado con los jadeos y gemidos del rubio volvia a excitarse incluso más que la vez anterior.

Se saco de la boca el miembro exicita del menor y lamió con lujuria, haciendo pequeños circulas en la punta con la lengua. Fue entonces cuando sintió como el otro se incorporó un poco y le introdujo un dedo en la entrada; le fue imposible no tensarse un poco ante aquella sensación de intrusión.
Gruño un poco y como venganza, mordió la entrepierna de Bel, no con mucha fuerza, pero si la suficiente como para molestarle. Fue acostumbrandose a aquella intrusión de forma que movió un poco las caderas, dandole a entender que podía continuar.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Pereza y Avaricia

Mensaje  Invitado el Miér Ago 18, 2010 4:36 pm

Los cambios de velocidad le hacían desesperarse más y por eso agarraba los cabellos al otro, sus gemidos ya no eran controlados, ni siquiera intentaba esconderlos de alguna manera... también siempre había sido de los que hacían mucho ruido pero que intentaba ocultar. Dio un respingo involuntario por culpa del mordisco, y miró con un poco de enfado a Mammon... eso no le había gustado, era una de las zonas más sensibles de los hombres y por mucho que Belphegor tuviera sus fetiches sadomasoquistas, masoquistas y sádicos no le gustaba el dolor en el miembro.- N-no hagas eso más...- le costaba hablar ya que casi cada palabra era interrumpida en un seguido de gemidos.

Su dedo había estado quieto ya que obviamente el ilusionista estaba estrecho, y le dolería si lo hiciera todo muy deprisa. Con el gesto que este hizo, empezó a introducir hasta que no se permitió con el dedo índice, lo movía en círculos lentamente. Cálido, podía describir aquella palabra como cálido, le gustaba esa sensación. A la mayoría de hombres que había violado hasta la muerte no tuvo la compasión de prepararles como lo estaba haciendo con el ilusionista y encima poco a poco. Cuando el príncipe se cansó de dar círculos con el dedo, empezó a sacarlo e introducirlo lentamente, pretendiendo que el cuerpo se acostumbrara a esas sensaciones nuevas que proporcionaba Bel.

Cerró los ojos, disfrutando de la marea de sensaciones que tenía, intentando amplificarlas... aunque abrió los ojos en seguida ya que se excitaba mucho más viendo al mayor que con los párpados bajados.-Ushishishi....- para ser la primera vez no estaba nada mal, para nada. Pero claro que seguro que dentro de un tiempo lo haría mucho mejor que ahora.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Pereza y Avaricia

Mensaje  Invitado el Miér Ago 18, 2010 8:06 pm

Ahogó un gruñido al sentir el nuevo movimiento de la mano ajena, no se sentía del todo mal, pero era extraño y como algo extraño que ocurre en su cuerpo por primera vez, era rechazado. Se tensó, arqueando la espalda de manera que tuvo que sacarse de la boca el miembro palpitante del rubio.
Entrecerró los ojos y destensando un poco la espalda se removió de forma sensual ante los ojos del más joven, se iba acostumbrando y la molestia que sentía al comienza iba desapareciendo, pues notaba como su entrada iba dilatandose a medida que el dedo se movía más y más.

Suspiró placenteramente y cuando estuvo acostumbrado por completo lamió nuevamente toda la extensión del miembro ajeno, desde abajo hacía arriba, succionando nuevamente la punta y ayudandose con las manos, las cuales apretaban un poco para luego soltar y masajearle.
Jadeaba con suavidad, echando su aliento sobre esa zona tan delicada, el ilusionista estaba también realmente exitado de nuevo, y necesitaba atenciones de nuevo. Imaginó que el menor no iba a darselas, así que no se lo pensó dos veces cuando descendio una mano por su vientre y agarró su propio miembro, masajeandolo, primero de forma lenta, dando pequeños apretones, justo como Bel le había hecho a él.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Pereza y Avaricia

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.